Es tan breve que el verdadero sentimiento se queda siempre a las puertas de la conciencia.

Inscritos

sábado, 16 de enero de 2010

- Mira cariño,- dice Amanda mientras exhalaba el humo del cigarrillo.- lo importante no es si él me quiere, si no si yo le quiero a él.- Amanda tira al suelo la colilla y la aplasta con su tacón rojo, como acostumbra a hacer con los corazones desprevenidos. Amanda da media vuelta, y mientras se aleja sonríe por encima del hombro y dice:
- Eso no te lo esperaba ¿verdad? Amor.

5 comentarios:

  1. waw!! Me ha dejado congelada esta mujer :)

    Saludos Franceses!!

    ResponderEliminar
  2. Claro... Al fin y al cabo, cuando todo se acaba, te quedas con tus sentimientos, no los suyos, que bien pueden evaporarse a la luz del amanecer, o bien comprar un billete en el primer tren que vaya lejos.

    ResponderEliminar

Deja una nota en el cuaderno