Es tan breve que el verdadero sentimiento se queda siempre a las puertas de la conciencia.

Inscritos

martes, 26 de enero de 2010

¿Qué que quería hacer?
Quería follarselo, a él le gustaban las palabras claras, ahí tenía unas cuantas, lo quería en su cama.
Quería pegar sus caderas a las suyas y notar su deseo, quería ser la responsable de ese deseo.
Quería colarse bajo su camiseta, trepar por las costillas, quería que él la aplastase contra la pared y sus respiraciones entremezcladas.
Quería mirarle directo a los ojos y decirle: Te quiero a ti.

9 comentarios:

  1. Hermoso el texto!!! me fascina la forma en que te expresas en los textos!

    Salu2

    ResponderEliminar
  2. Las cosas claras, pero poéticas, como tiene que ser.

    Es un placer leerte.

    ResponderEliminar
  3. Eso, solo a ella, porque el amor de tres es una mierda (comprobado)

    ResponderEliminar
  4. Eso es hablar claro y lo demás tonterías. Hablando claro es como mejor se entiende la gente, di que sí.

    ResponderEliminar
  5. Las cosas claras y el chocolate espeso.
    Buenas palabras.

    ResponderEliminar
  6. Yo tambien soy de las que habla claro;) Me gusta mucho la entrada;) si quieres pasate por mi blog, tiene poco tiempo pero va a delante! gracias :)

    ResponderEliminar

Deja una nota en el cuaderno