Es tan breve que el verdadero sentimiento se queda siempre a las puertas de la conciencia.

Inscritos

martes, 21 de septiembre de 2010

Tenía una tristeza suave en la mirada y luces como estrellas de todas las lágrimas que no lloraba. Era una tristeza resignada, ella se la busco y no se arrepiente, porque la tristeza no llegó hasta que se le acabó el amor.

6 comentarios:

  1. Así que el amor merece la tristeza que conlleva cuando se acaba :)

    Un muáh :]

    ResponderEliminar
  2. Qué lástima cuando llega ese tipo de tristeza, se te pega al corazón.

    Aunque siempre pasa y los ojos se llenan únicamente de luces (:

    ResponderEliminar

Deja una nota en el cuaderno