Es tan breve que el verdadero sentimiento se queda siempre a las puertas de la conciencia.

Inscritos

domingo, 20 de diciembre de 2009

- ¿Cuál es tu problema?- preguntó él.
- Tengo tantos, a cual en concreto te refieres.- contestó ella tristemente.
- A ese que hace que no puedas quererme.

- Que tengo el corazón de hielo, ese es el problema.- dijo, y suspiró, un suspiro frío como el viento del norte.

8 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Muchas veces el frio interior no nos permite sentir el calor de las relaciones posibles...


    Besos

    ResponderEliminar
  3. el viento de puerto es agradable en la cara.
    Hay una solucion para la gente de corazon helado, la pasion.

    Un beso:)

    ResponderEliminar
  4. Sentir siempre frío es malo, pero una se acostumbra.

    ResponderEliminar
  5. "A ese que hace que no puedas quererme."

    Me ha recordado a un niño en plena pataleta. Y me encanta.

    ResponderEliminar
  6. Es cuestión de encontrar el contra-viento adecuado, ese que derrite los fríos del norte...supongo.
    Un abrazote bien fuerte y lo mejor para estos días que se acercan : )

    ResponderEliminar

Deja una nota en el cuaderno