Es tan breve que el verdadero sentimiento se queda siempre a las puertas de la conciencia.

Inscritos

miércoles, 22 de julio de 2015

Aquella mañana le eché azúcar al café, y tú silencio.
Me cepillé los dientes, y tú cerraste la boca.
Salí por la puerta, y tú te quedaste al otro lado.

4 comentarios:

  1. Y cuando volviste, ¿seguía ahí o se fue?

    ResponderEliminar
  2. eres uno de los pocos blogs que conozco que tienen mas seguidores que el mio. Me gusta mucho como escribes.

    aunque sea tus seguidores si opinan en los comentarios, los mios me spamean el correo jaja

    besos y feliz noche

    ResponderEliminar
  3. Cuánto vacío y abandono en tres simples lineas.
    Mil besos <3

    ResponderEliminar

Deja una nota en el cuaderno