Es tan breve que el verdadero sentimiento se queda siempre a las puertas de la conciencia.

Inscritos

lunes, 20 de diciembre de 2010

Stephen era él que sujetaba la cámara. No se le veía pero se oían claramente sus comentarios y sus risas. La protagonista era una Henriette manchada de pintura y embarazada de cinco meses.
- Es el conejito más feo que he visto en mi vida.- se oye que dice Stephen.
-
No es verdad.- responde esa Henriette tres años más joven con el ceño fruncido.
-
Le falta una oreja y tiene colmillos, nuestro hijo va a tener pesadillas. -Henriette se ríe con una mano en la barriga.- en serio, ponle ojos rojos y no podrá dormir.

- Nono esverdad.- jadea Henri entre risas. La cámara se apoya en una cómoda recién instalada y aparece en escena Stephen. La rodea con los brazos y la besa.
- Anda trae, que eres un peligro con el pincel.
- Soy una pésima pintora.
- , pero no te preocupes, te quiero igual.
La cámara se quedó sin batería por lo que la película acaba así. Pero fue una gran película, o eso piensa Henriette.

10 comentarios:

  1. pues lo que importa es lo que piensan los protas :)) un biquiñoooo y muy Feliz Navidad :)))

    ResponderEliminar
  2. :) es una gran pelicula sin lugar a dudas, quien pudiera tener una igual ^^

    ResponderEliminar
  3. Para hacer de ella un largometraje(:

    ResponderEliminar
  4. Lo bueno si breve, dos veces bueno, ¿no?
    Stephen me ha encantado n.n

    ResponderEliminar
  5. Madre mia que pasada...
    Me ha encantado.
    Feliz navidad!! Un beso enorme :)

    ResponderEliminar
  6. me hizo doler en el hueco de las costillas, no se porque.
    (puede ser por el nombre del chico
    o
    no se)

    pd. feliz navidad(:

    ResponderEliminar

Deja una nota en el cuaderno