Es tan breve que el verdadero sentimiento se queda siempre a las puertas de la conciencia.

Inscritos

domingo, 25 de julio de 2010

Se le habían congelado los labios, en realidad todos los músculos, porque aunque estaba deseándolo con todas sus fuerzas, no era capaz de hacer funcionar los músculos que harían que de sus labios, saliesen las palabras para que él se quedase a pasar la noche y calentase sus sueños. Así que estaba allí parada esperando a que, contra toda probabilidad y conexión psíquica, él lo dijese por ella.

10 comentarios:

  1. :) Eres tan preciosa cuando relatas, en verdad de antología. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  2. pero qe pesimistaa
    pd. como ha ido liverpool?

    ResponderEliminar
  3. jop, y lo dijo??

    yo quiero saber como, cuando y porque lo dijo... jajajaja

    Me gusto este principio de confesión...

    ResponderEliminar
  4. Improbable... Tendrá que buscar ella el valor...

    ResponderEliminar
  5. Y de seguro el pensaba lo mismo por dentro :P

    ResponderEliminar
  6. Esperar no siempre tiene buenos resultados, es mejor que se atreva :)

    ResponderEliminar

Deja una nota en el cuaderno